“De hombre a hombre”, hablemos de nosotros sin complejos, aprendamos de las mujeres ellas lo hacen sin ningún problema. A los tíos nos han educado para que no hablemos de nosotros mismos y mucho menos de nuestra cintura para abajo, “eso es cosa de gays”, nos dicen. Ser gay, bi o hetero es algo más que esto. Este blog seguro que le gustará a los gays, bienvenidos sean, pero también serán bien recibido los heteros. Interesa la opinión y la aportación de todos, más que la mía. Pónganse cómodos y disfruten estando entre iguales, entre hombres y hablemos “de paquete a paquete”.

TRANSLATE

miércoles, 7 de marzo de 2012

AYER EN MI VESTUARIO

En estos momentos quiero recordar algunas cosas que vi ayer en el vestuario de mi piscina, fue uno de esos días de suerte en los que parece que todo está a tu favor. Me pasan por la mente imágenes como estas que quiero compartir con vosotros.
Por supuesto no son de mi vestuario, pero lo podrían ser perfectamente.


¿Qué hacer ante esto?. Os aseguro que hasta al más macho se le va la vista en esta dirección y creo que como muchos piensa: que no se me levante ahora.


Hay uno que lo tengo frente a mi taquilla así, ¡Joder! es que tiene el mismo culo! Perfecto a mi parecer. Me dan ganas de decírselo y preguntarle como lo ha conseguido.

 

 Estos momentos son los peores para el que se le empalma, que no sabe donde meterse, pero los mejores para los que lo vemos. Me pasó una vez, sin llegar a una erección completa, me puese a secarme disimulándola un poco con la toalla, pero me di cuenta de que uno no dejaba de mirármela.


 Algo así como lo que le está pasando a este. La culpa es del agua caliente, el ejercicio y lo que te rodea.


 Creo que se ve muy bien en un vestuario y especialmente en la ducha, quien está orgulloso de su cuerpo y quien no. Algunos hacen verdaderos ejercicios de contorsionismo para ducharse todo el tiempo pegados de frente a la pared para que no los veamos, uncluso se duchan sin quitarse el bañador y, por no hablar, de como se visten, que algún día alguno se mata de la caida, de lo que llegan a hacer para que no los veamos desnudos.



 Por suerte los hay que no les importa lucirse, y es más, creo que lo hacen queriendo. Parece que te están diciendo: mira, no me importa. Yo me incluyo en estos últimos.

 


Y uno de los momentos de más placer y que me da más morbo es cuando todos juntos charlamos, nos reimos o comentamos cualquier cosa mientras no dejamos de ducharnos. Cuesta trabajo mirar sólo a los ojos, y os aseguro que a más de uno la mirada se le va hacia otras partes. Creo que es de lo más normal.


Estaréis conmigo que tener a tu lado a uno así te alegra el día y alguna cosa más.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo primero es lo primero, felicidades por el blog...

Lo segundo, no estoy de acuerdo contigo cuando dices que quien no enseña su cuerpo es porque no esta orgulloso de el.
Yo soy un chico normal sin musculos, y con mis michis y te puedo asegurar que estoy tanto o mas orgulloso de mi cuerpo, siendo consciente de mis defectos que como todos los tengo.

Vamos al tomate, ami NADIE me ha visto el interior del paquete. Porque eso es parte de mi intimidad y lo reservo para quien me de la gana y que conste que no tengo complejos.

Sin animo de ofender a nadie.
GRACIAS

Anónimo dijo...

y que pasaria si el hombre no se quita nada de vello pubico y nada de vello en la zona del culo??? es normal?? yo no me quito nada lo tengo intacto...es normal ducharse con vello pubico...no les da asco?

Vatore Sculpt dijo...

Y tanto que te alegra el día. A mí me lo han alegrado muchas veces. Yo tengo una conducta concreta siempre que me encuantro una situación como estas en mi vestuario. No suelo mirar si me tienen en el campo de visión pero cuando no me miran se me salen los ojos de las órbitas. Pero lo que hago es que me pongo en plan exhibicionista para ver sus reacciones. Nunca me he encontrado con nadie que se alejara o me dijese algo, como mucho han mostrado indiferencia, pero de lo que más me ha ocurrido es que suelen mostrase más exhibicionistas aún conmigo, la cosa se convierte como en una lucha de pavos reales por ver quién luce más. La cosa está en acercarse un poco, despelotarse cerca, ponerse de frente, de lado y de espaldas para que te vean bien por todos los lados, y arrimarse poco a poco para que aunque se percaten de que tú te estás exhibiendo y acercando ellos vean que no hay peligro. La peña suele mostrarse tal y como es, se dejan o incluso se acercan y puedes ver cómo te moran al paquete o al culo. Me pone eso supercachondo....