“De hombre a hombre”, hablemos de nosotros sin complejos, aprendamos de las mujeres ellas lo hacen sin ningún problema. A los tíos nos han educado para que no hablemos de nosotros mismos y mucho menos de nuestra cintura para abajo, “eso es cosa de gays”, nos dicen. Ser gay, bi o hetero es algo más que esto. Este blog seguro que le gustará a los gays, bienvenidos sean, pero también serán bien recibido los heteros. Interesa la opinión y la aportación de todos, más que la mía. Pónganse cómodos y disfruten estando entre iguales, entre hombres y hablemos “de paquete a paquete”.

TRANSLATE

lunes, 31 de octubre de 2011

EL PLACER DE TOCARSE LOS HUEVOS

Si hay algo que nos gusta a todos es tocarnos los huevos. Hay quien hasta en público están continuamente tocándose el paquete sin pensar, sin darse cuenta de que lo están viendo y de que hay a quien eso le incomoda. Aunque, claro está, puede que lo que pretendan sea provocarnos, en ese caso dejemosles.


 Uno de los mayores placeres que tenemos todos los tios es estar en caloncillos en casa y si puede ser con la mano metida en ellos tocandonos las pelotas mejor que mejor.


 ¿ Quién no lo hace cunado está solo en casa, y puede que hasta acompañado si es que tenemos la confianza suficiente?



Seguro que todos reconocerán que han caido como este en hacerlo mirandonos al espejo, para vernos y fijar en nuestra retina la imagen y poder rememorarla cuando no podamos tocarnos de verdad.


 De todas formas no sólo es un placer hacerlo en calzoncillos. Tocarnos el paquete y especialmente los huevos por encima de los pantalones es, verdaderamente, un gustazo.


 Sentir su calor, su volumen moldeable en nuestra mano, seguido del consiguiente palpitar de la polla que se quiere abrir camino como puede.
Os juro que es un placer que lo siento ahora mismo mientras me toco con la mano izquierda y os escribo esto con la derecha, como creo que lo esperimentáis también vosotros ahora mientras leeis estas líneas.


Aunque a mi lo que me gustarí ahora es teneros a mi lado y lo mismo que este echaros mano a vuestro paquete. Cuantas veces no nos hubiera gustado hacer esto con otro tio que tenemos a nuestro lado, en el trabajo o en cualquier otra reunión.


 Yo en más de una ocación he tenido que reprimir las ganas de meterle la mano en el slip a algunos compañeros del vestuario de mi piscina.


 Bueno, seguro que a muchos os dejo como a este, sentado en el ordenador con la polla ya fuera por falta de espacio dentro, como le está padsando ya a la mía.

Bueno de todas formas pensar que lo que me gustaría haceros a todos es esto con todas mis fuerzas

4 comentarios:

josebar dijo...

y el placer es mayor cuando es otro tío el que te toca los huevos, y a la vez se los tocas tú, con leve masaje.

Tamino dijo...

Me quedo con éste último, que ofrece ambas "cosas" con una sola mano, jejeje... así hay para escoger!

Vatore Sculpt dijo...

Ummm qué buena ristra de paqueteros tocándose los huevos uffff. Me encantan dos especialemente, el chico que se está mirando al espejo umm guapo, con buen culete y paquete y el último, que se agarra los huevis con una mano y los estragula de una forma atroz uffff riquísimos , para comérselos.

unai dijo...

hola leo! estoy repasando tu blog y con esta entrada no aguanto mas!!!! los dos tios trajeados y el ultimo, me han puesto supercachondo y me la tengo que cascar ya mismo!!!