“De hombre a hombre”, hablemos de nosotros sin complejos, aprendamos de las mujeres ellas lo hacen sin ningún problema. A los tíos nos han educado para que no hablemos de nosotros mismos y mucho menos de nuestra cintura para abajo, “eso es cosa de gays”, nos dicen. Ser gay, bi o hetero es algo más que esto. Este blog seguro que le gustará a los gays, bienvenidos sean, pero también serán bien recibido los heteros. Interesa la opinión y la aportación de todos, más que la mía. Pónganse cómodos y disfruten estando entre iguales, entre hombres y hablemos “de paquete a paquete”.

TRANSLATE

jueves, 21 de julio de 2011

VEO, VEO. ¿QUÉ VES?

 
 Con estos tios podríamos jugar al "veo veo". Casual o queriendo en algunos casos nos dejan ver algo que nos gusta. Que tiene su morbo por aquello de que no te lo dejo ver del todo.
 Ya me diréis si no tiene morbo estos huevos relajados durante la siesta, o los de este otro apretados y desbordando por los perniles de su pantalón corto.


 Este otro ya no puede mantener más la polla dentro del bañador y le da un respiro fuera.

A este el suspensorio le queda pequeño, hacer deporte con un huevo fuera no es nada cómodo.


¿Sabrán estos que mientras les hacen las fotos se les está saliendo parte del paquete por los perniles?
Yo creo que sí. Se dejan fotografiar sabiendo que el resultado será de lo más morboso. Dejar asomar el capullo o los huevos es una forma de provocar al personal y de excitarnos nosotros mismos ante los demás.



4 comentarios:

Culotte dijo...

Bueno, en la mayoría de los casos creo que es exhibicionismo puro y duro porque se nota cuando se escapa la polla o un huevo más que nada por el fresco que entra por el paquete, je, je, je

josebar dijo...

y qué vistas tan morbosas, aunque sean provocadas, un tío al que se le ve un huevo (o los dos)MMMMMM

Anónimo dijo...

me estoy haciendo una rica paja con esto mmmm

Vatore Sculpt dijo...

Bueno Culotte, sí es cierto que en la mayoría de estas fotos se trata de exhibicionismo puro y duro, todos saben que se le están viendo los huevos, la polla o las tres cosas colgando. Yo lo agradezco mucho, el verle las cosas a traición ya sea con o sin intención siempre se agradece. También es cierto que el aire fresco hace que nos demos cuenta que tenemos algo de piel al aire, sin embargo el problema es el verano donde la temperatura exterior suele ser superior a la del cuerpo, teniendo en cuenta que nuestros huevos suelen estar alrededor de los 35 o 36 grados, si es un día de mucho calor, puede que se te salgan los huevecillos por el lado y no enterarte del tema. Donde yo vivo, en verano es raro que la temperatura abje de los treita y tantos e incluso llega a los 40 en los días de muecho calor. Yo mismo me he descubierto con las cosas al aire pero no por el fresco sino por la sensación de liberación, o porque me he mirado o tacado de casualidad.