“De hombre a hombre”, hablemos de nosotros sin complejos, aprendamos de las mujeres ellas lo hacen sin ningún problema. A los tíos nos han educado para que no hablemos de nosotros mismos y mucho menos de nuestra cintura para abajo, “eso es cosa de gays”, nos dicen. Ser gay, bi o hetero es algo más que esto. Este blog seguro que le gustará a los gays, bienvenidos sean, pero también serán bien recibido los heteros. Interesa la opinión y la aportación de todos, más que la mía. Pónganse cómodos y disfruten estando entre iguales, entre hombres y hablemos “de paquete a paquete”.

TRANSLATE

viernes, 3 de febrero de 2012

CALZONCILLOS Y PAQUETES

No comprendo como hay tíos que no le dan importancia a los calzoncillos que usan. Se ponen unos cualquiera, y lo peor de todo, se los ponen eternamente, aunque estén flojos, viejos, descoloridos e inservibles. Lo veo continuamente en el vestuario de mi piscina. Alguno no sé como puede llevar esos slip imposibles, viejos y descoloridos que no cumplen la función para la que se inventarón: recoger y adaptar lo mejor posible nuestro paquete dentro de los pantalones. Yo creo que así son hasta incómodos. Hoy en día tenemos en el mercado un ámplio surtido de modelos de calzoncillos y creo que con sólo dedicarles un poco de tiempo cada uno puede encontrar el modelo con el que se encuentre más cómodo, porque no todo vale para todos. Os cuento algo que me pasó el otro día. estaba en una tienda de ropa en los probadores probándome precisamente unos pantalones vaqueros. en el de al lado había un tío que también entro con uno para probarselo. lo oí que salió con él puesto y se lo enseñaba a un amigo que lo acompañaba, y le decía: es bonito, te sienta muy bien. Y el que se lo probaba le contesta: si es verdad, sólo que me lo tendré que poner con un slip de los pequeños, con este boxer no va bien. Me dieron ganas de aplaudirles. Esa es la cuestión. No todos sirven a todos y con todos los pantalones. Comentarios de ese tipo sólo se lo había oido a las mujeres que siempre saben que ropa interior tienen que ponerse con cada prenda de vestir. Pero claro, ellas son más listas y tienen menos tonterias y complejos que nosotros.

Bueno, mientras cambia poco a poco la mentalidad de una parte de la población mundial, os dejo esta galería de calzoncillos de todo tipo con todos sus paquetes resultantes y ya veréis que, aunque todos tenemos lo mismo, el resultado una vez dentro de cada modelo siempre es diferente.


 Clásico slip renovado. Siempre están bien.


 

 


Cómodo boxer largo. Paquete sin apreturas pero perfecto como este.

Y para no pasar frío mejor este.



 
Slip minúsculos perfectos para pantalones de talle muy bajo.

 

 


 Módelos clásicos que no antiguos. Para algunos tíos van perfectos. Que no dejen de usarlos, pero que los renueven, no son eternos, duran poco.



 


Boxer con el diseño y la función de un suspensorio. Para mi los más cómodos y los que llevo casi siempre.
Por cierto, en el que llevo ahora, como este pero en blanco, no me cabe lo que esconde dentro después de recrearme en todos estos paquetes. Creo que como vosotros estóy empalmao.

1 comentario:

Vatore Sculpt dijo...

Pues yo soy muy ecléctico en esto de llevar calzoncillos. Creo que ya lo he dicho en alguna entrada similar, lo que no soporto con conocimiento de causa porque los llevé durante una buena época (cuando se pusieron de moda) son los boxer de tela floja. No los soporto. Todo lo demás me lo pongo. De color, dibujos, rayas, cuadros, blancos, negros, boxer de lycra, de algodón, slips de microfibra, de algodón, modelos clásico, modenos, de los pequeños etc... Incluso mi adquisión de hace tres años, que voy renovando pero que siempre me los pongo cuando entra el frío son los que yo llamo los de cowvoy, sí esos largos hasta los tobillos. Si me quedo en casa me los pongo solos para estar cómo y abrigado, pero si me los pongo para salir a la calle, me los calzo encima de unos slips pequeños, más que nada porque me los pongo por el frío y si quiero llevarlos varios días seguirdos, no es plan de que vana tocandome los huevos todo el día, que eso sí, los calzoncillos deben ser nuevos tdoos los días. Por higiene. Yo me considero bastante guarro en el sexo, pero unos gayumbos sucios zarrapastrosos no me ponen, sinceramente. Manías que tiene uno. Me gustan más los calzoncillos que han estado danzando entre las piernas de un tío durante todo el día. No huelen mal, pero tienen ese regustillo a macho que me vuelve loco. Ay, benditas feromonas....