“De hombre a hombre”, hablemos de nosotros sin complejos, aprendamos de las mujeres ellas lo hacen sin ningún problema. A los tíos nos han educado para que no hablemos de nosotros mismos y mucho menos de nuestra cintura para abajo, “eso es cosa de gays”, nos dicen. Ser gay, bi o hetero es algo más que esto. Este blog seguro que le gustará a los gays, bienvenidos sean, pero también serán bien recibido los heteros. Interesa la opinión y la aportación de todos, más que la mía. Pónganse cómodos y disfruten estando entre iguales, entre hombres y hablemos “de paquete a paquete”.

TRANSLATE

jueves, 1 de diciembre de 2011

CUIDADO CON LOS NUEVOS DEL VESTUARIO

Hace tiempo que no echamos un vistazo dentro de los vestuarios. Bueno, que no echo un vistazo con vosotros porque yo cada dos días me veo dentro del mio y no me quejo, buena compañía me rodea. Hace unos días vino un chico nuevo a la piscina. Joven, fuerte, musculado, con mini bañador turbo que escondía un buen paquete. Cuando terminamos y llegamos a la ducha, se quitó el bañador y no podía apartarle la mirada. Buenos huevos y buena polla, para más detalle totalmente depilados. Cada vez somos más los que gustamos de estar así de cómodos. Lo malo fue que la mía se fue endureciendo y si no termino rápido y me lio en la toalla termino con una erección del 15 en plena ducha. Con la toalla algo la pude disimular.


 La ducha del vestuario de mi piscina es muy parecida a esta. LLegas y a me diréis si no se te anima la polla viendo tios así.


 Charlamos, nos reimos, nos miramos, porque no nos engañemos siempre pillas a alguno mirandote o mirando a otro, mientras vemos como nos cae el agua por el cuerpo desnudo.




 Y si justo en la ducha de al lado tienes al buenorro del momento, como estos, ya me diréis. La ducha es todo un placer.


 Dan ganas de decirle: ¿te ayudo a enjabonarte?



 Creo que a más de uno, por las miradas que te echa, no le importaría.





Igual que este que se apresura a taparse con la toalla en vista de que la cosa se está animando, me pasó a mi. No importa, no soy el único al que alguna vez en la ducha con tanto jabón, tanta agua caliente y tanto tío alrededor toqueteándose el paquete mientras se enjabona, se le ha engordado y endurecido la polla más de la cuenta a la vista de todos.

10 comentarios:

STARK dijo...

ME HA PASADO ULTIMAMENTE QUE YA PARA TERMINAR MI DUCHA, LLEGA UN BUERNORRO QUE HACE QUE LA PICHA SE ME INCHE DE INMEDIATO!

Anónimo dijo...

jejeje esta super esta entrada sabes me gustaria ver una entrada de hombres peludos gracias

francesco dijo...

como me exita estar dentro de los vestuarios y ver todo tipo de hombres y sobretodo todo tipo de paquetes felicitaciones mil!! espero que algun dia pruebes en hacer un post de pollas no circuncidadas y grandes huevos seria genial y una vez mas felicidades por este maravilloso blog soy tu fan!!!

Anónimo dijo...

es un exelente blog megusta vicitarlo y si es muy exitante estar en un vestidor con tantos hombres.

Anónimo dijo...

me ha pasado que una vez en este verano(vivo en perú) me enconcotré en la piscina con un profesor de la Universidad (marcado, ancho, moreno, alto) y todo bien, hola hola, pero luego me quedé hasta que cerrarán la piscina (de noche) y todos lso hombres fuimos al vestuario.. yo me cambiaba solo en una ducha (son como cabinas pero si puertas, unas frente a otras) de pronto me saqué la playera y em quedé en toalla pequeña (en perú somos muy pudorosos) y de pronto la toalla me marcaba el paquete y mi profesro pasó una y otra vez por mi ducha, como unas 5 veces.. y yo me secaba tocando el paquete exageradamente, y leugo me quité la toalla, pero tapándome el paquete pero si me pudo ver parte de la cintura y pernas y se exitó estoy seguro...

Anónimo dijo...

Si bien me gustaría estar en una ducha así con buenos tipos, estoy casi que completamente seguro que se me paparía.

Yo también cuento mi historia. Vivo en Colombia y al gimnasio al que voy las duchas son individuales, con puerta cada una, había fila para ducharse, me estaba duchando y empezaron a tocar la puerta, me seguí duchando y siguieron tocando la puerta, después de mucho insistir me dio rabia y la abrí sin mas, sin taparme nada, era alguien como de mi edad 21 años, me miro el paquete, sonrio y recogió unas llaves que se le abran caído adentro y yo no había visto, salió y me seguí duchando, con una erección tremenda.

Anónimo dijo...

Es bueno darse un taco de ojo en esas situaciones no es pecado y cuando ago eso se m levanta el animo y encerrado m la jalo aaaa

Rabobitch dijo...

Gran Leo y grandes duchas.
A mí lo que me pasa es que en los baños cuando hay más de un tio al lado (orinando) se me pone la polla dura, y claro menuda situación, tengo que esperar un montón para bajar aquello. Saludos paqueteross.

Vatore Sculpt dijo...

Dos cosas;
1) A mí, Rabobitch, me pasa todo lo contrario, cuando se me pone un tío a mear justo al lado me suelo bloquear y a veces hasta se me corta el chorro de los meos. Me resito mucho a mirar hacia los lados porque me da miedo que piense que le quiero hacer algo, no vaya a ser que me emperche una hostia. Sólo me relajo un poco si el chico es de esos extrovetidos y se atreve a hablarme (me pasa siempre que van borrachos), entonces ya se me va el miedo y me entra la vena exhibicionista, incluso me retiro un poco del meadero para que el tío me mire el rabo, y la mayoría de veces pasa, le veo girar un poco la cabeza, jajaja, eso me encanta.

2) Leo, para mí, lo más excitante de las duchas es ver cómo el buenorro de turno, sea como sea de tímido o extrovertido, se masajea las pelotas o la raja del culo cuando se está enjabonando. Bueno, y si eso lo hace mientras habla con otro colega en bolas, me pone bastante cachondo. Ummm

interrogativo dijo...

Me encanta mirar en las duchas de mi trabajo aunque mayormente encuentro tipos gordos y viejitos pero por ahi hay unos que otros jovenes y de bien culito, huevos y verga grande y gruesa; guapos blancones o morenos , no faltan los que se quejan y te dicen miron