“De hombre a hombre”, hablemos de nosotros sin complejos, aprendamos de las mujeres ellas lo hacen sin ningún problema. A los tíos nos han educado para que no hablemos de nosotros mismos y mucho menos de nuestra cintura para abajo, “eso es cosa de gays”, nos dicen. Ser gay, bi o hetero es algo más que esto. Este blog seguro que le gustará a los gays, bienvenidos sean, pero también serán bien recibido los heteros. Interesa la opinión y la aportación de todos, más que la mía. Pónganse cómodos y disfruten estando entre iguales, entre hombres y hablemos “de paquete a paquete”.

TRANSLATE

jueves, 22 de septiembre de 2011

PAQUETES CASUAL

Hay que estar prevenido, nunca se sabe los buenos paquetes que nos podemos encontrar por la calle sin pensarlo. Un tío que pasea...

 ... uno que espera a otro en una esquina...

 
...aquel que está sentado en la terraza de un bar con las piernas abiertas marcando todo lo que nos gusta ver, o como estos que podemos disfrutar en estas fotos.


 Me gustan los gatos, pero no puedo apartar la vista de ese paquete que se adivina bajo el pantalón corto que deja abierto el pernil izquierdo dejandonos ver esa "sombra de duda existencialista del misterio interior".
Jajajaja, cada vez me divierte más todo esto!!

 Bueno para divertido la caída de este, aunque ha servido para que disfrutemos de ese paquete apretado por el miedo y por el minúsculo pantalón.

Pero donde encontramos un filón inagotable de buenos paquetes es en la playa. La relajación y la escasez de ropa hace que podamos disfrutar de algunos como este. Como podemos ver la poca ropa es algo comprometida, si tenemos una erección hay poco espacio donde esconderla.

4 comentarios:

josebar dijo...

es un placer mirar detenidamente estas fotos

Cáncer de Valencia dijo...

Los paquetes casuales son un regalo para la vista. Por la calle, en el autobús, siempre que se va por un lugar concurrido se tiene la oportunidad de disfrutar de buenos paquetes.

Disfruto mucho cuando cojo el autobús si hay algún chaval sentado que se le marque el paquete, lo miro con descaro y alguna vez hasta se toca el paquete.

Anónimo dijo...

Una de las mejores cosas que pasan en el autobús es cuando este se llena y van parados y uno queda al lado mío y va rozandome su paquete en mi hombro. Lo mejor!

Vatore Sculpt dijo...

Los paquetes casuales son la alegría del día a día, es una de esas cosas que las tenemos todos los días varias veces delante de nuestros ojos y que en un día de cabreo o tristeza, si nos paramos un poco a observarlos, se nos puede dar la vuelta el estado de ánio y terminar el día maravillosamente.